Errores a la hora de cuidar la piscina

Errores a la hora de cuidar la piscina

Diariamente cometemos errores, unos más graves que otros, pero de los errores se aprende. Tener un lugar en el jardín donde darse un baño brinda muchas oportunidades, pero también hay que dedicarle un tiempo para cuidarlo para que sea más eficiente y limpio. En esta ocasión os traemos los errores más comunes a la hora de mantener la piscina durante el año.

Cloro de choque

Cuando hay que ponerse manos a la obra y abrir temporada de baño, hay que poner a punto la piscina. Para ello, se necesita utilizar un químico, denominado cloro de choque, que básicamente es cloro concentrado para desinfectar y limpiar el agua retenida en la piscina.

A la hora de aplicar el cloro de choque a la piscina no hay que hacerlo de golpe ni directamente. Existen dos maneras que son muy recomendadas por expertos: echar la cantidad indicada del químico en un cubo lleno de agua y removerlo, para así verterlo poco a poco por toda la piscina; o utilizar un dosificador.

Las consecuencias de no hacer este paso adecuadamente pueden ser muy grandes. Por una parte, agregando directamente este cloro, puede dañar la estructura de la piscina. Esto supone que el área dañada se vuelva frágil y provoque fugas.

No utilizar un limpiafondos regularmente

Cuando se compra una piscina es necesario comprar un limpiafondos. Siempre van de la mano. Este tipo de herramientas ayudan a mantener la piscina limpia desde el fondo hasta las paredes. Si cuidas bien la piscina, el agua puede durar hasta años.

Existen diferentes tipos de limpiafondos: manuales, eléctricos e hidráulicos, cada uno de ellos con una serie de características, pero siempre hay que tener elegir aquel que realmente se adapte a la persona y a la piscina.

Es recomendable realizar esta tarea una vez por semana; ayuda a eliminar toda la suciedad y que no afecte a la salud de las personas usuarias de las piscinas.

Regular el pH

Regular el nivel de pH es un paso muy importante que a la gente se le olvida.

Se recomienda controlar y ajustar el pH cada dos o tres días, por supuesto también cada vez que se vaya a echar algún tipo de químico. El valor ideal donde tiene que estar el nivel de pH es entre 7,2 y 7,6. Echar un químico cuando el pH está desajustado, supone un malgasto de estos productos ya que no cumplen su función.

Las causas del desequilibrio del nivel pueden ser varias: el uso de cremas solares, el sudor, el uso del cloro y otros productos químicos o la evaporación del agua.

Con este análisis de los errores más comunes esperamos poder ayudar a cuidar mejor tu piscina para que dure más y esté en buenas condiciones.